Con una pasión desbordante por las artes del fuego, la cerámica, el vidrio fundido, los metales y los esmaltes, Patricia Benfele se ha establecido como una artista integral en El Junko. Su dedicación a explorar y expresar su creatividad a través de diversas formas la ha convertido en una figura reconocida en el estado La Guaira y más allá.


Comenzó su viaje artístico en la década de 1990, pero su pasión por las artes manuales se remonta a su infancia. Desde entonces, ha desarrollado una amplia experiencia en diferentes técnicas, incluyendo la cerámica, la orfebrería, la pintura y la escultura, su trabajo se caracteriza por la constante búsqueda de innovación y la exploración de nuevas formas de expresión.


“Ser artista plástico es mi modo de vida y para mí no existe un concepto, es un lenguaje con el que uno logra expresar sus sentimientos”. Para Benfele, el arte no es solo un pasatiempo o una forma de ganarse la vida, sino un modo de vida. A través de sus obras, expresa sus sentimientos, pensamientos y visiones del mundo. Su lenguaje artístico es único y personal, y se manifiesta en una amplia gama de piezas, desde objetos utilitarios hasta obras de arte abstractas.

También te puede interesar: Henri Pérez: Siete años refugiado en las ruinas del Balneario de Naiguatá

Compartiendo su pasión con la comunidad


Patricia está comprometida con la promoción del arte y la cultura, ya que durante muchos años, ha impartido clases a niños y adultos, transmitiendo su conocimiento y pasión por las artes. En la Universidad Marítima del Caribe, desarrolló un innovador programa de clases de orfebrería que fusiona el arte con la ingeniería marítima.


“Yo tenía la inquietud de poder darle clase la comunidad de orfebrería de manera gratuita, y la Universidad Marítima del Caribe me aceptó el proyecto, entonces comencé a dar las clases en lo que llaman los talleres” en este momento se comenzó una fusión a nivel de arte entre los alumnos de ingeniería marítima y los de orfebrería, “en cada cierre de semestre nosotros tomamos las piezas de los alumnos de ingeniería marítima en conjunto a la que hacíamos a nivel de arte, también teníamos dibujo y pintura. Se hacía una exposición final entonces las piezas se exponían como obra de arte porque se le hacía su ficha técnica. Se logró una función que a mí me encantó y creo que fue una de mis experiencias más lindas”.

Reconocimientos a su talento


El talento y la dedicación de Patricia han sido reconocidos en diversas ocasiones. Ha recibido premios como artista plástico y artesana por sus aportes a la cultura en el estado La Guaira, así como reconocimientos por su labor docente y por las obras de sus alumnos. Entre sus logros más destacados se encuentra la mención especial que recibió en el Salón de Artes del Fuego “Cándido Millán”, un importante evento que reconoce la excelencia en las artes del fuego a nivel nacional.


“Cuando estaba estudiando cerámica una profesora me pregunta que si yo iba a mandar una pieza para el salón de artes del fuego que era en honor a mi maestro de vida Cándido Millán, le dije que yo no estaba preparada para mandar mi pieza a un salón y me dijo “nunca te excluyas, antes de darle la oportunidad que te excluyan los demás”.


Esto le pareció tan motivador que decidió enviar una pieza, la cual se caracterizó en un collar en nombre de Cándido Millán, lo que la llevó a ganar su primera mención, “gané una mención especial de la AVAF, es la Asociación Venezolana de Artes del fuego”. Seguido a esto la llamaron preguntando quién era ella, ya que era su primera vez que mandaba piezas para un salón. “Fue totalmente hermoso”.


Patricia es una artista en constante evolución, su espíritu inquieto la impulsa a seguir investigando, probando y creando su propio lenguaje. Su búsqueda de la innovación la ha llevado a explorar nuevas técnicas y materiales, además de colaborar con artistas de otras disciplinas.

Fusión de arte y gastronomía


Su pasión por el arte fue la primera en nacer, seguido a esto comenzó a estudiar las artes culinarias la cual nace de la inquietud de algunas personas que visitaban su taller y quedaban enamorados de lo que ella preparaba para compartir “me decidí a tomarlo en serio y estudié este campo, me gradué de pastelera profesional y gané un premio como pastelera el día de la graduación y con ese premio logré lo que ven actualmente”.


La fusión del arte y la gastronomía se hacen presente en el local de esta artista plástica quien une sus conocimientos de repostería y su trayectoria artística resaltando esos dos amores. “Esto es como una cerecita, era lo que ya me faltaba para mi felicidad, quiero dedicarme a esto toda la vida. Mis artes plásticas, mis dulces, mis tortas y mis herramientas, no me veo haciendo otra cosa que no sea esto”.

Un mensaje para las nuevas generaciones

Para Benfele el arte es un camino de transformación personal y social, en un mensaje para las nuevas generaciones destaca que la desmotivación es humana y hay que vivirla, abrazarla y agradecerle, ya que desde la desmotivación buscamos otras alternativas, “siempre va a haber algo que hacer, no se cierren ni con una sola técnica ni con una sola forma, el arte es infinito, pónganse a crear y simplemente hagan pruebas con diferentes materiales y técnicas, pero es un modo de vida, no permitan que el entorno enturbie su modo de ser”.

Por: Maximiliano Rumbos.

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí