La intolerancia y la imposibilidad de la Iglesia Católica de darle espacios a otras religiones en sus campos santos durante el siglo XIX, generó la constitución de la Sociedad del Cementerio de los Extranjeros, quienes dieron los pasos para la construcción de un lugar para el eterno descanso de protestantes, anglicanos y judíos; así como, para personas que se identificaran o pertenecieran a logias masónicas.

Ante la posición inquisitorial de los católicos, un grupo de extranjeros, motivados por el Cónsul inglés Sir Robert Kerr Porter, constituyeron la sociedad y seguidamente contactaron a Robert Syers a quien le compraron el terreno entre el río Guanapa y Punta de Mulatos, donde se inició para el año 1822 la construcción del Cementerio de los Extranjeros.

El antropólogo Abilio De Oliveira Simao, quien forma parte de la logia masónica de La Guaira, resaltó que para la época, la creación de este cementerio ponía fin a la discriminación de los muertos, pues estos al no contar con sepulturas, eran lanzados al mar o enterrados en pequeños panteones privados fuera de los cementerios y en haciendas.

De Oliveira destacó que entre los personajes más emblemáticos sepultados en el cementerio, se encuentra Federico Lessmann, célebre pionero de la fotografía y grabado en Venezuela, el general Daniel Dibble, ingeniero que participó en la construcción del Capitolio de Caracas, también el reconocido poeta y escritor Jacinto Egui, el gran educador Juan Aranaga y el reconocido médico Cesar Almaral.

También te puede interesar: Caipa La Guaira destaca importancia del apoyo integral para independencia de niños y jóvenes autistas

“Los reconocidos prohombres y Venerables Maestros Masones de la Logia Unanimidad Nº 3 de La Guaira, Elpidio Aranaga, León Marcou, Juan Gasperi, Antonio Delfín Rato, Federico G. Cortez así como otros reconocidos masones de La Guaira; igualmente encontramos al excelente comerciante y filántropo Celedonio Pérez, personaje muy querido en la Ciudad Histórica La Guaira, fallecido en el año 1927”.

Necroturismo en La Guaira

El también presidente del Instituto Iberoamericano de Altos Estudios del Patrimonio, Turismo y Ambiente, resaltó que en La Guaira se puede trabajar simultáneamente el casco colonial y el cementerio, pues ambos guardan muchos vínculos por los personajes históricos que hicieron vida en la actividad económica, social y cultural de los siglos pasados.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 9b7cf950-6db6-403e-8933-bdb421ed5db5-1-1024x768.jpg

“La recuperación de este cementerio como patrimonio cultural y como atractivo turístico sería importante para la región, ya que hay un nuevo espacio, otra forma de conocer la región que no solamente es un turismo de sol y playa, además también de montaña con los Altos de Vargas y el parque nacional Codazzi, sino que tendríamos otro elemento agregado de un atractivo turístico vinculado con la historia”

Para el excronista del municipio Vargas, esto motivaría mucho la visita a la región, sobre todo para personas que quisieran ver las diferentes obras de arte que se encuentran allí, además de sus personajes, a quienes se les podrán hacer sus biografía, a través de investigaciones que reposan en los archivos. “Un dato importante, muchas de las actas de defunción de las personas que se encuentran en el Cementerio de los Extranjeros, fueron firmadas por el doctor Gottfried August Knoche, quien trabajaba en el hospital San Juan de Dios de La Guaira”.

“Es significativo difundir para el conocimiento, pero no solamente a la población local, sino de Venezuela en general y hasta del exterior, quienes han entrado contacto con uno en función de conocer más sobre el cementerio, precisamente por lo de la actividad masónica y conocer todos los elementos que ahí se estaban difundiendo a nivel de la simbología”.

5 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí