El Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) es una condición que puede presentarse de formas muy diversas, con origen en el neurodesarrollo, y donde sus principales dificultades se presentan en la comunicación e interacción social y en la rigidez cognitiva, pudiendo presentar además otras dificultades asociadas, según lo define la organización Espacio Autista.

También te puede interesar: Dinamita Samba Show: 49 años de trayectoria animando a los guaireños

En Venezuela, pese a las limitadas opciones de educación y atención especializada para niños y adolescentes con autismo, existe una institución pública de cobertura nacional, cuyo propósito principal es ofrecer educación y apoyo integral a personas con este síndrome. 

Esta institución es el Centro de Atención Integral para Personas con Autismo (Caipa), cuya sede en La Guaira, esta ubicada en el Canes, Catia La Mar, y tiene por nombre Dra. Lilia Negrón, rindiendo homenaje a una pionera en los estudios del autismo en Venezuela y en el mundo. Además de ser la presidenta fundadora de la Sociedad Venezolana para Niños y Adultos Autistas (Sovenia).

Su actual directora en el estado es Dalia Figueroa, una reconocida docente de educación especial, quien destaca que el enfoque del Caipa, les permite a los educandos ajustarse a las necesidades de la vida diaria, mediante un trabajo continuo, sistemático y dinámico.

Con 15 años de trayectoria en el mundo de la educación, Figueroa comenta que se enamoró de esta rama, tras la discriminación que sufren los niños con discapacidades en las escuelas regulares. Por lo que destaca la importancia de la participación de la triada, escuela, comunidad y familia, para lograr el éxito en la educación de estos niños. 

En la educación especial, cada logro es importante

Afirmó que la educación especial está llena de retos, pero cada logro es gratificante. “En educación especial, propiamente dicho que un niño logre dejar el pañal es un gran logro, porque muchos llegan a otras escuelas y que empiezan desde los seis años, por lo menos en UNED, y muchos todavía no controlan esfínteres”.

Su mensaje a los maestros es claro: no deben tener miedo a las discapacidades y deben brindar amor y apoyo a sus alumnos, ya que marcan una gran diferencia en la vida de estos niños.

Por otro su parte, Gloria Carrillo, licenciada en trabajo social, quien forma parte del equipo del CAIPA La Guaira, haciendo seguimiento de los casos de los estudiantes para asegurarse de que reciban un trato adecuado y se integren en escuelas especiales y regulares. Carrillo enfatiza que estos niños tienen los mismos derechos que los demás, incluyendo una buena educación y la oportunidad de participar en las actividades diarias de sus escuelas.

Por: Nainerys Mayora

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí