Ante las pruebas presentadas por el Ministerio Público, fue condenado Kender José Vargas Álvarez (44) a 17 años y cinco meses de prisión por abusar sexualmente de su hijastra de 13 años de edad.

Tal situación fue detectada el 10 de diciembre de 2023, en una pensión, ubicada en la calle San Bartolomé de la parroquia Macuto.

También te puede interesar: OCHINA celebra 30 años con aportes a la educación y recuperación del CEI «La Marina»

Ese día, la madre de la adolescente acudió ante la sede del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para interponer una denuncia en contra de su expareja, por abusar sexualmente de su hija.

De acuerdo con la investigación, la progenitora de la víctima estando en su residencia se dispuso a revisarle el teléfono celular a su hija, y se percata que tiene mensajes y audios de voz recientes con Vargas Álvarez, razón por la cual comenzó a escuchar los audios donde el imputado le decía que si sentía dolor era a consecuencia de ser la primera vez que mantenía relaciones sexuales.

Posteriormente, la adolescente le confesó a su madre que siempre se escapaba a casa de su padrastro porque él le ofrecía dinero y la sacaba a pasear para luego tener encuentros íntimos.

Ante tales circunstancias, Vargas Álvarez resultó aprehendido el mismo día de la denuncia para ser dejado a disposición inmediata del Ministerio Público.

En el juicio, los representantes de la Fiscalía 8ª de La Guaira ratificaron la acusación contra Vargas Álvarez por la comisión de acto sexual con víctima especialmente vulnerable en grado de continuidad.

Ante los medios de pruebas expuestos por la representación del Ministerio Público, el Tribunal de 1° de Juicio en esa jurisdicción dictó la mencionada condena contra el agresor, y se estableció su centro de reclusión en el Internado Judicial Región Capital Rodeo III, ubicado en Guatire (estado Miranda).

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí