Karianis Sarahí es una niña de 13 años que sufre de epilepsia, vive en una humilde casita ubicada en la parte alta del sector Quebrada de Germán, en la parroquia La Guaira, junto a su padre y sus dos hermanas menores.

Una familia que enfrenta diariamente la situación de no tener los recursos económicos necesarios para conseguir un diagnóstico médico que permita tratar la epilepsia de Sarahí o al menos sirva de ayuda para que las convulsiones a las que se enfrenta diariamente disminuyan.  

También te puede interesar: Mujer de 70 años con discapacidad visual requiere ayuda para mejorar su calidad de vida

Para Óscar Vargas, padre de Karianis esto se ha convertido en una situación desesperante, pues a pesar de que es panadero, actualmente no cuenta con un empleo donde genere más que lo necesario para llevar un plato de comida a casa; sin embargo, es un hombre que no se detiene, pues sus hijas son su mayor motivación y que lo impulsan a mantenerse de pie, ya que solo cuentan con él.

Vargas comenta que hace algunos años la niña vivía con su madre en el estado Bolívar; sin embargo, decidió traerla consigo a La Guaira, luego de evidenciar cómo su estado de salud se fue deteriorando aún más.

Actualmente, en medio de su preocupación, Óscar sale diariamente a buscar en empleo que le permita dar un mejor bienestar a sus tres hijas, mientras se esfuerza en encontrar algún modo de ayudar a Sarahí, pues le inquieta que a pesar de que esta cumple con los medicamentos que en algún momento le fueron establecidos, no ha visto mejora en cuanto a las convulsiones, por el contrario, ahora se le es complicado caminar con firmeza.

“Que me la vea un especialista, a ver qué le ve y en qué condiciones está la niña“, expresó Vargas, quien solicita la atención de un neurólogo y el apoyo de las personas que deseen brindarle asistencia a Srahí, a través de su número de contacto: 04168437563.

Vargas, también puntualizó, que hasta los momentos la niña no ha recibido ningún tipo de ayuda social. Incluso, pese a que tienen más de cuatro años residiendo en su vivienda actual, no ha sido censado para recibir ni siquiera el beneficio de la bolsa CLAP.

Por: Bárbara Indriago

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí