María Romero es una costurera de La Guaira, específicamente de la comunidad Atanasio Girardot, que cuenta con más 40 años de experiencia en este oficio, lo que le ha permitido convertirse en una figura destacada de la región en la confección de vestidos, disfraces y sobre todo trajes de comunión.

A propósito que se aproximan las fechas de comuniones, esta emprendedora se esta preparando para recibir a sus clientes, dado que en otras ocasiones con su habilidad y destreza, ha hecho realidad los sueños de innumerables familias, elaborando trajes de comunión personalizados con telas de tul, encaje y pedrería cada uno meticulosamente diseñado para reflejar la pureza y la belleza de cada niña en esta ocasión especial.

También te puede interesar: Escuelita «Mis Enseñanzas» siembra conocimiento en Canaima

La también modista, comenta que la pasión por la costura y el diseño nació desde una edad temprana, y a lo largo de los años, este talento ha sido una fuente de sustento para su familia.

Hoy día, uno de los aspectos que distingue el trabajo de esta modista es su dedicación para cumplir los deseos de sus clientes, adaptando cada diseño a las preferencias individuales. Con un enfoque en la calidad y la atención al detalle.

“Ofrezco trajes de comunión a un precio accesible, brindando a las familias la oportunidad de celebrar esta importante ocasión con prendas a un costo de alrededor de 45 dólares, o más, dependiendo de las preferencias del cliente” indicó./NM

Por: Isdanis Tovar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí