La Quebrada de Aquí, ubicada en la parroquia Carlos Soublette, continúa representando un serio problema para la salud de los residentes del sector 2. La falta de limpieza en la zona y la escasa conciencia de la comunidad respecto a la disposición de residuos ha desencadenado brotes de dengue y complicaciones para aquellos que sufren de enfermedades respiratorias.

Según los residentes, la quebrada que cruza la comunidad se encuentra atestada de desechos, resultado de la negligencia de aquellos que optan por arrojar basura en el lugar. Específicamente, señalan a los habitantes del sector vecino “Aquí Está 1” como los responsables de depositar diariamente desperdicios en la quebrada, aparentemente sin considerar las consecuencias de sus acciones.

Esta situación ha provocado un incremento en la proliferación de mosquitos transmisores del dengue en la zona, ya que no ha recibido la visita de cuadrillas de fumigación durante varios meses. Además, se ha observado una gran cantidad de gatos callejeros que también contribuyen a la insalubridad del lugar, ya que al parecer se alimentan de basura y luego defecan en las calles e incluso en las viviendas. Los habitantes consideran que esto representa un foco de infección, como mencionó Yenny Hernández, vecina y jefa de calle en la zona: “Hay ciento y pico de gatos, son demasiados, se meten en las casas”.

Asimismo, la presencia del cuarto de basura en la entrada de la comunidad también contribuye a la contaminación. A pesar de que las cuadrillas de limpieza realizan la recolección diaria de desechos, los “chatarreros” suelen seleccionar lo que les resulta útil del cuarto de basura y descartar el resto arrojándolo a la quebrada.

También te puede interesar: Septuagenaria en silla de ruedas enfrenta difícil situación por infección pulmonar

Frente a esta situación, los residentes instan al sector vecino a reflexionar sobre las consecuencias de sus acciones y a cesar el arrojo de basura en el cauce. Al mismo tiempo, reiteran su solicitud de apoyo a las autoridades locales para que intervengan en el asunto.

Por: Bárbara Indriago

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí