La salud de los residentes del barrio San Rafael, en La Guaira, se ve afectada por la contaminación ambiental que viene provocando un riachuelo de aguas servidas que atraviesa el lugar desde hace más de tres años.

De acuerdo con Gladys Herrera, quien vive el lugar desde 1957, esta situación ha sido planteada a la Alcaldía del municipio en reiteradas oportunidades, pero no han recibido más que “falsas promesas”, contando que hace aproximadamente un año obtuvieron por parte de la Gobernación unos tubos, los cuales serían utilizados para mejorar el bote de aguas negras; sin embargo, nunca fueron instalados, “se desaparecieron”, lo que empeoró la problemática.

También te puede interesar: Vecinos de Puente de Jesús: El agua llega dos veces al mes y es achocolatada

Esta situación ha provocado graves problemas de salud a todos los que habitan el sector, de hecho una de las perjudicadas padece de Hipertrofia Cardíaca y Edema Pulmonar, esto a consecuencia de los malos olores. “Mis nietos se han caído ahí, aparte hay niños que pasan descalzos o por inocencia se le caen las cosas y las agarran”, expresó Herrera.

Ante la falta de respuesta, los más cercanos al cauce se ven obligados a limpiar e invertir constantemente en cloro y otros productos para limpiar tanto el espacio como sus casas.

Por: Bárbara Indriago

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí