El pasado viernes 14 de junio, con la bendición del Presbítero Jovanny Rodríguez, abrió sus puertas el nuevo Antigua Restaurant, un emocionante destino culinario ubicado en el Club Táchira de Bello Monte, Caracas. Lugar que desde su inauguración, comenzó a deleitar a los comensales con una amplia variedad de platos y exquisiteces propias de la rica tradición gastronómica tachirense.

Ubicado en el corazón del club, el caney de Antigua Restaurant se convierte en el escenario perfecto para disfrutar de música en vivo y participar en actividades recreativas, debido a que los clientes pueden aprovechar la diversidad de espacios deportivos que ofrece el club, especialmente las áreas cercanas como la zona de bolas criollas y el parque infantil.

Antigua Restaurant busca ofrecer a sus visitantes una experiencia gastronómica única, con los sabores auténticos de la región mientras disfrutan de un ambiente acogedor y entretenido. La carta, aprobada por la propia junta directiva del club, según lo explicó el Dr. Ángel Ramírez, presidente de la junta, presenta una variedad de platos con nombres que evocan a los pueblos y platos típicos del Táchira, “permitiendo que cada día esté más presente el Táchira aquí en Caracas”.

El Dr. Ramírez expresó su satisfacción con la apertura del restaurante: “Nos sentimos complacidos con la cálida bienvenida que hemos recibido. Si revisan el menú, podrán verificar que cada plato lleva el nombre de un pueblo de nuestro estado o uno de nuestros platos típicos”.

Palef Susarini, presidente de Antigua Restaurant, agradeció a la directiva del club por su confianza, a los presentes en la inauguración, a su equipo de trabajo y a todos los que han hecho posible este sueño: “Esperamos que sea de su agrado todas las transformaciones físicas que se le han hecho al espacio, las remodelaciones, los aportes. Así como también el servicio que se les va a brindar. Estamos aquí para atender a los verdaderos propietarios de este espacio que son ustedes. Queremos darles lo mejor”.

Anuncio que entre las mejoras al lugar se realizó un horno para pizzas a leña y se trajeron un asador del estado Portuguesa que se va a encargar de las brasas. “Esperamos entonces que este espacio sea para el disfrute de todos”.