Los residentes de la calle Sucre en el sector Corapal de La Guaira, reportan que atraviesan una grave situación, por la falta de agua potable desde hace varios años. De acuerdo a sus testimonios, solo reciben el servicio una vez a la semana, o incluso con menos frecuencia, lo que los ha obligado a recurrir a métodos alternativos para obtener el vital líquido.

Ante la escasez, algunos vecinos de las zonas más altas de la montaña se han dedicado a suministrar agua a sus vecinos de la calle Sucre. Para ello, han instalado mangueras que pasan por encima de las casas, y surten las mismas por un precio de $5 y $2 por tanque.

También te puede interesar: Bote de aguas negras frente al Colegio Rómulo Gallegos afecta a la comunidad

Pese a que este sistema de distribución informal les ha permitido obtener con mayor frecuencia el vital liquido, los vecinos no se sienten del todo conformes porque para poder recibirla, deben llamar a una persona encargada de colocar las mangueras en la casa; y esta persona en ocasiones no responde las llamadas por lo que en varias oportunidades ha dejado las llaves abiertas y se desperdicia el agua.

Los vecinos explican que a estos problemas se suma las luz se van con regularidad, aunque no con tanta frecuencia como en el pasado. Sin embargo, los cortes de luz pueden durar hasta media hora, lo que afecta el funcionamiento de los electrodomésticos y genera incomodidades.

Con bajones de luz seguidos muchos aparatos electrónicos como aires acondicionados y neveras se han dañado también n vecino, comentó que ha gastado $30 cada vez que tiene que reparar su aire acondicionado debido a los constantes bajones de luz.