Vecinos y representantes del Colegio Rómulo Gallegos en Catia La Mar, estado La Guaira, hacen un llamado urgente a las autoridades competentes para atender un bote de aguas negras y putrefactas que lleva tres días derramándose frente a la institución. 

Detallan que esta situación representa un foco de infección y un riesgo para la salud de los estudiantes, personal docente, administrativo y vecinos de la comunidad. Además, genera malos olores y contamina el ambiente, afectando la calidad de vida de quienes frecuentan la zona.