Cada 1 de mayo se conmemora el Día Internacional del Trabajador, una fecha que honra a todos los trabajadores del mundo, quienes con su esfuerzo y dedicación hacen posible el progreso y el bienestar de la sociedad, aquellos hombres y mujeres que salen sol a sol para generar un ingreso que le permita llevar a sus mesas el pan de cada día.

Como María Silva una madre guaireña que se dedica a vender empanadas en un puestico ubicado en Maiquetía, con el objetivo de llevar un sustento a su hogar y cumplir con las necesidades de sus hijos, un empleo que a pesar de que le da para subsistir, le resta el tiempo que desearía dedicarle a sus niños, con quienes solo puede compartir por las mañanas antes de salir y por las noches.

Por otro lado, Pedro García es un guaireño que se ubica en uno de los bancos de la plaza Lourdes, en Maiquetía, un espacio que adoptó como su lugar de trabajo desde hace más de 50 años, donde ha pasado su vida limpiando zapatos y vendiendo películas, lo cual en su momento le era rentable, sin embargo, actualmente no recibe más que colaboraciones de las personas que lo conocen, mientras mantiene la esperanza de obtener alguna ganancia propia que le ayuden a cubrir sus necesidades.

También te puede interesar: Padre de familia asegura ser víctima de restricciones laborales injustas en Osma

“Tengo que guapear porque ahorita no hay nada que hacer aquí”, comentó García, destacando que en oportunidades le toca pedir colaboración por el sector donde vive para poder comer, dado que lo hace ya no le es rentable.

Son cientos los guaireños y personas de todo el mundo que afrontan diferentes retos y sacrificios diariamente, como levantarse temprano, pasar horas de pie, llevar sol mojarse con lluvia, pasar frío u otras situaciones, con el fin de subsistir. Aun así ante las dificultades y los desafíos, son ellos quienes se levantan cada mañana con la esperanza de un día mejor.

Por esta razón, el equipo de Desde la Guaira felicita en este día especial, a todos los trabajadores de La Guaira, quienes con su esfuerzo, y desde cualquier rincón, hacen un gran aporte a la sociedad.

Por: Bárbara Indriago

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí