Carmen Guillén, vecina del sector Manuelita Sáenz Parte Alta en la parroquia Catia la Mar, denunció la grave escasez de agua potable que afecta a la calle principal de la comunidad. Son aproximadamente 30 familias, incluyendo personas vulnerables como adultos mayores, encamados y niños con problemas de movilidad, quienes se encuentran afectadas por la falta del vital líquido.

Guillén afirma que, a pesar de múltiples reportes a Hidrocapital y a través de la App del 1X10, no han recibido respuesta ni soluciones al problema. La falta de agua se ha atribuido a problemas de maniobras y una posible avería en una válvula, sin que se tomen medidas para su reparación.

Tambien te puede interesar: Balneario de Catia la Mar, un espacio público en el olvido

Por su parte, Witney Machado, asegura que la comunidad lleva más de 3 meses sin acceso a agua potable. “Nos vemos obligados a comprar cisternas a un costo elevado de 10 dólares, cantidad insuficiente para cubrir las necesidades de la comunidad”, agregó Machado.

Sumado a la escasez de agua, la comunidad también enfrenta otras dificultades como averías en las tuberías que interrumpen el paso del agua, agravando la situación.

“Esta situación es insostenible”, declara Guillén. “Exigimos a las autoridades competentes una respuesta inmediata y soluciones definitivas para garantizar el suministro de agua potable a las familias de Manuelita Sáenz Parte Alta. El acceso al agua es un derecho fundamental que no puede ser vulnerado”.

Por: Isdanis Tovar

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí