Hace aproximadamente cinco meses, Maciel Atencio y María García; ambas emprendedoras en el mundo de la barbería, tomaron la iniciativa de realizar una labor social de la mano con el Instituto Nacional de Servicios Sociales, para la atención integral de adultos y adultas (INASS) de Macuto, lo que les ha permitido mejorar la imagen y la autoestima de los adultos que hacen vida en el lugar, con cooperativa que tiene por nombre “Frente al Mar”.

Todo comenzó, cuando estas mujeres comenzaron a formarse realizando cursos en la escuela taller de La Guaira, lo que las llevaría a realizar sus pasantías en los distintos programas de atención social “Estrellas de Mar”, que se han estado llevando a cabo por todo el estado, ofreciendo el servicio de barbería a los habitantes de las comunidades.

También te puede interesar: Valeria Camacho llevó un día de alegría a los abuelos del INASS

Labor que comenzaron a desarrollar en el área de Macuto, específicamente en el INASS, y que durante un tiempo sumamente corto, permitió que se ganaran el cariño de los abuelitos, la comunidad y hasta de los turistas que se acercan a las playas del Paseo de Macuto.

“De verdad que no hay de que quejarse, ellas se han ganado el cariño de todos nosotros y bueno son las barberas oficiales del INASS” expresó el abuelo Guido Limonta, quien junto a sus compañeros del lugar se encuentra exonerado de pagar por estos cortes.

Por su parte, Maciel afirmó sentirse excelente de poder prestar este servicio, “nosotras somos muy humanitarias y se siente bien realizarlo, y se sigue corriendo la voz”. Pues ella que no solo no cobran por el servicio de corte de cabello, a los abuelos del INASS, sino que también exoneran del servicio a quien no tenga los recursos para afeitarse.

“Pienso que en cada comunidad debería haber un barbero que de verdad preste esa colaboración a toda la población porque existe mucha gente con necesidad” finalizó Atencio.

“Lo importante de esto es que es un ganar- ganar para todos, ya que beneficia la comunidad, se beneficia la institución y propiamente las muchachas que tienen este emprendimiento y tienen un buen corazón, estamos muy contentos con la labor que están haciendo desde acá” destacó la coordinadora del INASS Iris Rivas.

Con esta labor esperan seguir ofreciendo un servicio de calidad tanto a la comunidad como a los abuelos del INASS quienes se muestran contentos ante esta gran iniciativa, pues las emprendedoras comentan que hace poco llegaron a su cliente 1.000, hito que las llenó de alegría y mucha gratitud, al saber que esta cooperativa está teniendo una buena receptividad gracias al cariño con el que la ofrecen./NM

Por: Maximiliano Rumbos.

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí