Neirelys Rosmar Infante Contreras (17) murió al recibir cuatro disparos en el rostro, propinados por un criminal, que le exigía que le diera su celular para revisar sus conversaciones.

También te puede interesar: Las Casitas: El lugar ideal para el contacto con la naturaleza (video)


El suceso ocurrió la madrugada del lunes, durante una fiesta en el sector Barrio Nuevo, en Caucagüita, estado Miranda, luego de que la joven se negó a entregar su teléfono y generó molestia en el homicida, quien con ayuda de otros sujetos, se la llevaron a la fuerza hasta la calle Libertador de la zona, y en plena vía, le arrebataron la vida.

Una vez cometido el crimen, los antisociales huyeron del sitio con el teléfono de la víctima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí