El papa Francisco se sometió el miércoles a una operación para reparar una hernia en su pared abdominal, el mal más reciente que padece el pontífice de 86 años, a quien le extirparon un tramo del colon hace dos años.

El Vaticano informó que no hubo complicaciones durante la operación de tres horas, durante la cual el pontífice estuvo bajo anestesia total. Poco después de la operación, el cirujano a cargo del procedimiento dijo que el papa estaba despierto, en buen estado y que la hernia estaba reparada.

También te puede interesar: «Yo digo presente» llegó al Liceo José María Vargas

Se prevé que Francisco permanecerá en el policlínico Gemelli de Roma durante varios días. Todas las audiencias papales hasta el 18 de junio fueron canceladas.

El doctor Sergio Alfieri, director de Ciencias Abdominales y Endocrinas en Gemelli y quien también realizó la operación de colon en 2021, declaró que Francisco estaba despierto y que incluso hizo bromas. “¿Cuándo haremos la tercera?”, dijo que le preguntó.

Durante la operación, los médicos retiraron adherencias —o cicatrices internas— que le habían causado dolor al papa en meses recientes, agregó Alfieri. Reveló también que Francisco había tenido una operación abdominal antes de 2013 en Argentina.

En la operación más reciente, se colocó una malla prostética para reparar la hernia, añadió.

Con información de AP

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí